Decora el cabecero de tu cama


La pared del cabecero de la cama es una de las más importantes de casa y, por supuesto, la principal en el dormitorio. En ocasiones, caemos en el error de no darle la importancia que se merece cuando, en realidad, debería ser un lugar que defina nuestra personalidad y tenga algo de nuestra esencia, pues, después de la almohada, es el sitio de la casa más cercano a nuestros sueños.

Bromas aparte, la pared del cabecero puede resultar clave en la decoración de la estancia, donde compartirá protagonismo con la cama.

Por eso, vamos a darte algunos sencillos consejos para que puedas decorar esa pared a golpe de brocha, pintura y un poco de imaginación.


Dormitorio dicromático


Consiste en pintar el dormitorio completo con dos colores diferentes, siendo la pared del cabecero de un color y el resto de paredes de otro color que combine.

Nuestra recomendación es poner en el cabecero un color más oscuro, que aporte fuerza a la estancia y calma a la vez, ya que el dormitorio siempre es una zona de relax.


Un buen ejemplo de esto sería pintar esa pared de azul marino y el resto de paredes de un tono más claro o incluso de gris suave. El azul marino es un color intenso pero a la vez se encuentra en la zona fría dentro del círculo cromático, por lo que proporciona relajación


Otra idea es pintarla de gris oscuro y dejar el resto de paredes en blanco. Esta combinación tiene efectos similares a la anterior, pero el blanco aporta mucha luminosidad.


Si lo que buscas es un color más potente, el color morado nace de la combinación del rojo y del azul, por lo que conserva las propiedades de ambos, siendo un color con mucha energía pero a la vez elegante y actual.


Atrévete con el papel pintado


Hace ya tiempo que el papel pintado volvió a nuestras vidas para quedarse. En el mercado existen un montón de alternativas de diseño y puedes encontrar miles de ideas:


Los papeles con dibujos geométricos dan un aire muy sesentero que está totalmente de actualidad. Las figuras de varios colores aportan carácter además de un ambiente retro que los hace protagonistas en cualquier estancia.


Las flores de colores intensos en los papeles pintados dan mucha vida al dormitorio y el resultado será impresionante. Convierte tu estancia en un auténtico jardín.


Madera reciclada


Este material da mucho juego y combina a la perfección en cualquier habitación. Puedes optar por dejar el color natural de la madera y aplicarle un barniz protector para dar un aire acogedor y rústico. O por el contrario, puedes pintar la madera de diferentes colores y aportar personalidad a la estancia.


Otro punto positivo es que puedes reutilizar materiales usados como listones de madera (con los que puedes forrar toda la pared) o puertas o ventanas (que pueden decorar la pared y el cabecero de tu cama). Las posibilidades son infinitas.

Solo tienes que lijar la madera para quitar restos de otras pinturas, aplicar el color que más te guste y decorar tu cabecero.


¿Te animas a darle una nueva vida a la pared de tu cabecero? Cuéntanos tus ideas en los comentarios


.

.

.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Aceptamos

  • Icono social Instagram
  • Facebook Clean

© 2023 by INDOOR. Proudly created with Wix.com