Para preparar la zona que vamos a pintar es importante aplicar la imprimación adecuada para que la capa final de pintura tenga un mejor acabado. Además, la imprimación mejora la adherencia de la pintura a las superficies y permite ahorrar en consumo de la misma. Se hace muy recomendable su utilización en zonas nuevas y superficies poco porosas. Disponemos también de imprimaciones antioxidantes para prevenir la posterior corrosión del metal, e imprimaciones universales para superficies con difícil adherencia.