La belleza y calidad de la madera se puede dañar en gran medida al encontrarse en el exterior y estar expuesta a toda clase de agentes externos, tanto la humedad como la sequedad producida por los rayos del sol. Nuestros protectores de madera al agua ofrecen multitud de ventajas en la protección de este material, entre las que podemos destacar la gran elasticidad además de un rápido secado. Se trata de productos a poro abierto de mucha durabilidad y resistencia, que tienen unas óptimas cualidades que evitan que la madera se cuartee con el paso del tiempo.