La madera expuesta en el exterior sufre daños debido a los cambios de temperatura o al estar sometida a condiciones climáticas extremas como el frío excesivo en el caso de estar en la montaña, o la arena y la sal, en el caso de estar en zonas costeras. Por eso, nuestro mobiliario de madera necesita una protección especial adecuada a sus necesidades, que sea capaz de nutrir, proteger y embellecer la madera en estas condiciones. Así, disponemos de una amplia gama de aceites y lasures en acabados mate y satinado que aportarán a tu madera toda la belleza y protección que necesita, evitando que se escame o se cuartee.