Antes de comenzar nuestro trabajo de pintura hay que considerar si es necesario el uso de un disolvente para una correcta aplicación. Encuentra aquí el más apropiado para la labor que estés llevando a cabo. Ten en cuenta que los disolventes, además de ayudarte a rebajar la viscosidad de las pinturas sintéticas, puedes utilizarlos para limpiar rodillos, brochas y demás herramientas de pintura al terminar el trabajo. De esta forma los mantendrás como nuevos y podrás usarlos nuevamente en otra ocasión.