Pintamos la piscina

Todos los años cuando se acerca el buen tiempo nos hacemos la misma pregunta : ¿cuándo debería pintar mi piscina? ¿Qué pintura debo utilizar? Vamos a resolver algunas dudas y a darte algunos consejos para que este año puedas disfrutar de una piscina perfecta hasta el final del verano.




Preparación de la piscina


Este paso es muy importante antes de pintar, pues si preparamos bien la piscina nos aseguramos una buena adherencia del material que vamos a utilizar, además de un resultado duradero.


En piscinas nuevas


Si vamos a estrenar piscina es conveniente llenar la piscina de agua y mantenerla así unos dos meses. Este proceso nos ayudará a eliminar el salitre. Después la vaciaremos y la lavaremos con una mezcla de 1 parte de cloro y 3 partes de agua. Enjuagamos bien con agua y la dejamos secar.



En piscinas antiguas


Si nuestra piscina ya ha sido pintada en otras ocasiones, lo ideal es eliminar esta pintura lijando la superficie. Esto nos ayudará a que la pintura nueva se adhiera mejor. Podemos ayudarnos también con un cepillo de acero para eliminar la pintura de las zonas de difícil acceso.


En el caso de la que piscina tenga grietas debemos repararlas antes de pintar con una masilla confibra de vidrio. De esta manera tendremos nuestra piscina bien sellada y libre de pérdidas de agua.


En cualquier caso, antes de pintar debemos de aseguramos de que las superficies están limpias. Debemos barrer el fondo y eliminar de las paredes las impurezas que puedan haber caído.


¿Cuándo pinto mi piscina?


Antes de ponernos manos a la obra tenemos que asegurarnos de que las paredes y el suelo de la piscina están completamente secos. Si no es así y las paredes o el suelo están húmedos cuando pintemos, se pueden formar unas burbujas en forma de ampollas


A la hora de pintar una piscina tenemos que tener en cuenta la condiciones climatológicas y de temperatura.



Sin mucho calor


Lo ideal es que la temperatura no sea excesiva. En días de mucho sol las paredes de la piscina se calientan y se alcanzan temperaturas muy elevadas, por lo que al aplicar el material, éste puede resquebrajarse. Por eso, es más recomendable pintar la piscina en días con temperaturas moderadas y sin mucho sol. El mejor momento del día será al amanecer, ya que la superficie de la piscina se ha enfriado durante la noche.

Sin humedad


Tampoco es conveniente pintar en días húmedos puesto que la humedad se deposita en las paredes y el suelo y dificulta la adherencia de la pintura. Esto puede hacer que se formen burbujas después de pintar.


Sin viento


El viento mueve las partículas de polvo y suciedad del ambiente que pueden pegarse a la pintura y dar como resultado un aspecto áspero y rugoso.


Herramientas


Vamos a necesitar:


  • Una paletina para pintar las esquinas de las paredes y del suelo.

  • Un rodillo antigota.

  • Una cubeta con su rejilla para escurrir la pintura sobrante.

  • Pintura especial para piscinas.


Pintura


La elección de la pintura es, por supuesto, un aspecto importante a tener en cuenta. La pintura debe ser impermeable al agua, antideslizante y resistente a la acción de productos químicos, como el cloro. Lo mejor es preguntar a los profesionales que te aconsejarán cuál es la pintura más adecuada para tu piscina.


Ahora que ya sabes todos los pasos a seguir, sólo te queda ponerte manos a la obra y a disfrutar del verano. ¿Vas a pintar tu piscina este año? ¿Estás pensando en un diseño original? Cuéntanos tus ideas en los comentarios.


.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Aceptamos

  • Icono social Instagram
  • Facebook Clean

© 2023 by INDOOR. Proudly created with Wix.com