Cómo pintar madera

Cuando queremos pintar en una superficie que no sea una pared o un techo, sino que sea una puerta, una ventana o una silla debemos utilizar un esmalte al agua.

En este post vamos a explicar cómo utilizar esta pintura para pintar una puerta de madera y conseguir un acabado perfecto.

Con el paso de los años es necesario renovar la pintura de las puertas de nuestra casa. Cuando llega este momento, lo más habitual es recurrir a un profesional. Sin embargo, con un poco de paciencia y estos consejos podemos hacerlo nosotros mismos.




Los esmaltes al agua de Procolor son la apuesta definitiva para vencer los miedos a los esmaltes al agua. Por fin, los pintores y bricoladores tienen una buena alternativa para los esmaltes sintéticos tradicionales.


Las principales ventajas de Kilate AcriTec frente a los tradicionales esmaltes sintéticos son:


  • No huele.

  • Adherencia sobre todo tipo de superficies, incluso en repintado de sintéticos.

  • Flexibilidad y dureza.

  • Resistencia a los rayos UV.

  • Secado rápido.

  • No amarillea.

  • Sin disolventes.


Kilate AcriTec dispone de una amplia gama de colores y acabados (brillante, satinado, mate y metalizado), por lo que podemos elegir lo que más se adapte a nuestro gusto y necesidad.


Antes de empezar a pintar


Si estamos hablando de una puerta nueva comenzaremos lijándola. Si queremos repintar una puerta que ya ha sido pintada antes con un esmalte sintético o acrílico, deberemos limpiarla con agua y jabón, y dejarla secar. Una vez seca la puerta, podemos proceder a lijarla. Lijando la puerta obtendremos un mejor acabado.

Una vez lijada la puerta quitaremos el polvo con ayuda de una brocha seca y de un trapo.


Empezamos


Si la puerta es nueva, comenzaremos aplicando una imprimación al agua, ya que luego terminaremos con un esmalte al agua. Con ello nos aseguramos un muy buen acabado.

Aplicaremos primero en los rincones con una brocha de fibras sintéticas.

En el caso de que tuviéramos una puerta que estuviera ya pintada, y quisieramos renovarla pintándola de nuevo, no sería neceario aplicar la imprimación. Es ese caso, sólo habría que limpiarla bien con agua y jabón, y lijarla después. Una vez que tenemos la puerta lijada quitaremos el polvo generado al lijar, y aplicaremos una o dos capas de acabado Kilate AcriTec, según sea necesario. La herramienta a utilizar en este caso será la misma que para la imprimación: una brocha de fibras sintéticas y un rodillo de poro cero con los cantos redondeados. Con esta herramienta conseguiremos una muy buena aplicación.



Truco estrella: Para una mejor aplicación en verano, podemos humedecer un poco la brocha o podemos mojar ligeramente la puerta con una esponja.



Aunque hemos explicado cómo pintar una puerta, el proceso es el mismo para pintar una ventana, un mueble o cualquier otra cosa que se nos ocurra. El límite está en vuestra imaginación y creatividad.




¿Y tu? ¿Has utilizado ya un esmalte al agua? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Aceptamos

  • Icono social Instagram
  • Facebook Clean

© 2023 by INDOOR. Proudly created with Wix.com