Decoración con color II

LA COMBINACIÓN


La combinación de los colores en una estancia es muy importante. Y aunque parezca algo complicado en realidad es muy fácil. Hay muchísimas combinaciones y lo ideal es que elijas la que más te gusta a ti. Te enseñamos cómo.


Empezaremos por elegir el color principal que quieres poner en la estancia. Para ello puedes basarte en el tono predominante de los elementos que la decoran (papel pintado, sofá, cortinas, carpintería..etc.). En el post anterior te ayudamos con este tema. Puedes echarle un vistazo.


Para que la combinación sea armónica y equilibrada hay dos puntos clave a tener en cuenta:


  1. La combinación correcta

  2. La proporción adecuada


¿Qué colores combinan bien?



  • Combinación tono sobre tono: elige varios matices de un mismo color. Esta es una combinación segura y sin estridencias, que aporta elegancia a la estancia que quieras pintar. Transmite una sensación de unidad y de ambiente sereno, por lo que resulta muy adecuada para dormitorios. Por ejemplo, si elegimos el lila como color principal podemos utilizar desde sus tonos más claros hasta los violetas y morados para conseguir un buen contraste.

  • Combinación por analogía: se trata de elegir los colores contiguos en la rueda cromática. Uno de ellos será la base y los otros lo enriquecen y añaden matices a tu combinación. Por ejemplo, azules y lilas, o azules y verdes. Crean un efecto de armonía por lo que se pueden utilizar para despachos, bibliotecas o dormitorios.





  • Colores complementarios: en este caso, elegimos colores que se encuentran en el lado opuesto del círculo de colores. Esta es la combinación más atrevida y es perfecta para ti si tienes una visión clara y te gusta arriesgar. Es llamativa y queda genial para la cocina o el cuarto de juegos de los niños. Un ejemplo de esta combinación puede ser rojo-verde, azul-naranja o amarillo-violeta. Para aportar luminosidad al espacio puedes pintar las paredes de colores claros y utilizar los colores más vivos para el mobiliario y los textiles.




¿Qué proporción aplicamos?


Un método perfecto para conseguir una proporción adecuada de los colores que hemos elegido es el de porcentaje:


  • El 60% de la estancia lo pintaremos con el color más neutro

  • El color más intenso lo aplicamos en el 10%, por ejemplo, en las cortinas, cojines o sillón.

  • Por último, el 30% restante de la estancia la pintaremos con un tono de mediación. De esta manera actuará a modo de transición entre los dos anteriores.


Algunas ideas:


  • Podemos separar visualmente una misma área utilizando pinturas de diferentes colores. Si, por ejemplo, tienes una cocina-comedor, crearás dos espacios sin necesidad de utilizar paredes.


  • Es interesante jugar con los textiles, como los cojines, las cortinas, la ropa de cama o la alfombra. Pueden ayudar a llenar de color algunos espacios.


  • Los diferentes acabados de las pinturas plásticas de interior pueden aportar carácter a tus paredes sin dificultad. Por ejemplo, con dos colores (que pueden ser parecidos o diferentes para más contraste) uno mate y otro satinado puedes pintar alternando franjas verticales.





¿Habías pensado en todas las posibilidades que ofrece la combinación de colores? Pon en práctica estas técnicas y da personalidad a tus estancias. Cuéntanos cuál es tu combinación favorita en los comentarios.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Aceptamos

  • Icono social Instagram
  • Facebook Clean

© 2023 by INDOOR. Proudly created with Wix.com